LOS POLLITOS

Son preciosos 
mis pollitos 
menuditos. 
Son tan tiernos, 
tan chiquitos, 
tan sedosos, 
tan finitos, 
que en el mundo 
no hay pollitos 
tan bonitos.

Pían, corren,
hurgan, saltan,
buscan, chillan,
vienen, van,
se pelean 
como locos
por un pedazo 
de pan.

La señora 
doña Clueca 
los vigila 
sin cesar.
Los defiende 
de los gatos, 
y los saca 
a pasear.

Son tan tiernos, 
tan chiquitos, 
tan sedosos, 
tan finitos, 
que en el mundo 
no hay pollitos 
más graciosos
más bonitos
que mis pollos 
menuditos.