LA VIRGEN VA CAMINANDO

La Virgen va caminando
caminito de Belén,
como el camino es tan largo
el Niño llora de sed.

¡Calla Niño de mi vida!
¡Calla Niño de mi bien!
Que más allá encontraremos
un frondoso naranjal.

El dueño de las naranjas
es un ciego que no ve.

-¡Dame ciego una naranja
para el Niño entretener!

- Entre mi señora y corte
las que le sean menester.

La Virgen como es tan corta
no cortaba más que tres:
una le da al Niño Dios,
otra le da a San José,
otra le queda en la mano
para la Virgen oler.