AGUA, SAN MARCOS

¡AGUA, SAN MARCOS,

REY DE LOS CHARCOS!

PARA MI TRIGUITO,

QUE YA ESTÁ BONITO;

PARA MI CEBADA,

QUE YA ESTÁ GRANADA.

PARA MI MELÓN,

QUE YA TIENE FLOR;

PARA MI SANDÍA,

QUE YA ESTÁ FLORIDA;

PARA MI ACEITUNA,

QUE YA TENGO UNA.