LA TIJERA DE MAMÁ

CUANDO ME RECORTA EL PELO

LA TIJERA DE MAMÁ,

VA DICIENDO EN SU REVUELO:

CHIQUI-CHIQUI-CHIQUI-CHA.

ALETEA,

VIENE Y VA,

Y A MI OÍDO CUCHICHEA:

CHIQUI-CHIQUI-CHIQUI-CHA.

CUANDO EL PELO ME RECORTA

LA TIJERA DE MAMÁ,

CHARLA MÁS DE LO QUE CORTA:

CHIQUI-CHIQUI-CHIQUI-CHA.

(G. BERDIALES)